Es hora de romper el mito. Existe una idea errónea de que el diseño a medida tiene un precio prohibitivo ya que nos salimos de los estándares. Algunos de los mejores diseños de las viviendas modulares son estándares y nos permiten pocas variaciones y bastantes limitaciones, sobre todo la conjugación entre habitabilidad y transporte, la realidad de minicube es que el diseño a medida no tiene por qué ser caro.

Existen una amplia variedad de tamaños con una gama de opciones establecidas para personalizar la casa, pero hay ocasiones en las cuales el diseño estándar no encaja dentro del marco normativo –tal vez se tengan unas particularidades que dificulten optar por una modulación estándar- en éste caso se necesitarían unas dimensiones no estándar o querer una casa con usos múltiples y la única opción es ir por la ruta del diseño a medida.

En minicube hemos sido conscientes de que las necesidades de cada persona no tienen por qué coincidir, y que algunas personas, después de ver diseños estándar y no encontrar exactamente lo que quieren, piensan que salirse de esos métodos establecidos va a salirse de su presupuesto.

Tenemos la creencia que  la palabra “a medida” es igual a “caro”, trajes hechos a medida, muebles a medida, cocinas artesanales a medida, todos muchos más caros que sus homólogos estándar, se piensa en un estilismo, artículos de lujo que sólo los ricos pueden permitirse, y una vez se comienza el precio sigue subiendo.

Esto es un mito cuando se trata de espacios y viviendas minicube, Se puede pagar un poco más por un diseño a medida que el mismo de tamaño estándar, pero no mucho más, y lo que  se obtiene es una casa totalmente personalizada y adaptada a cada persona.

El diseño a medida en términos de espacios minicube significa conseguir un diseño de vanguardia bien establecido y que, en el sistema de construcción, muchos de los componentes se instalan en el lugar de la ubicación, además de las necesidades y gustos de los usuarios conseguimos la vivienda perfecta.

Muchas personas consideran que el precio de su vivienda o espacio modular aumenta si siguen la ruta del diseño a medida, esto no tiene porqué ser así, en minicube, una vez que las especificaciones de la construcción han sido acordadas con los clientes, se pacta un coste fijo que incluye todo, desde la cimentación, conexiones a las diferentes redes, e incluso decoración, lo que significa que no hay desviaciones dentro del presupuesto y se sabe el resultado final desde el primer día.

El diseño a medida comienza con una visita al lugar, donde podemos ver y hablar sobre sus necesidades, examinar el emplazamiento, aconsejarle cómo diferentes elementos del diseño afectan al presupuesto y sobre todo cuáles son sus expectativas.

Después de la visita al sitio, minicube les envía los diseños para su espacio o  vivienda, una memoria descriptiva y el presupuesto, así como diferentes alternativas, ya que se pueden agregar o quitar elementos para ajustar el mismo.

Por tanto, se termina con un diseño a su medida y a sus posibilidades, cada elemento, forma y tamaño, abertura de huecos, calidades y colores y todos los detalles de terminación han sido elegidos personalmente, saliéndose del estándar, ha tenido esa flexibilidad con el diseño de su propia vivienda minicube.

Es hora de no dejarse engañar por el mito de que diseño a medida es caro y tener que adaptarse a modelos pre-dimensionados que no llegan a darle lo que realmente necesita.

http://www.flickr.com/photos/85264217@N04// CC BY 2.0